viernes, 23 de mayo de 2008

Iñaki Ochoa de Olza


El día de hoy es triste, no solo porque llueve en Madrid, también porque se ha ido Iñaki Ochoa de Olza, una persona a la que respetaba como alpinista y a la que había tenido la oportunidad de conocer, por haber sido guía de uno de nuestros grupos a Baltoro/ K-2 en Pakistán, hace algunos años. La montaña en nuestro país solo salta a los periódicos cuando alguien fallece o cuando hay algún accidente, las circunstancias de este lo han hecho especialmente noticiable, Iñaki, probablemente,víctima de un edema cerebral, se vio bloqueado en la extremadamente difícil, pared sur del Annapurna, a 7.400 m. Esta vez la solidaridad si se ha notado en la montaña, fuera de la vorágine que rodea las ascensiones al Everest, aquí se ha encontrado con verdaderos montañeros, con gente que ha abandonado sus proyectos y ha arriesgado su vida en esa peligrosa montaña, para hacerle llegar medicinas y socorro. Para los que conocemos esa inmensa pared, la posibilidad de rescate se nos mostraba como imposible y solo nos quedaba la esperanza de que pudiera recuperarse un mínimo, que le permitiera descender al Campo Base. Esta vez, como tantas otras, la montaña no a querido, no es cruel o insensible, solamente marca las reglas de un juego que los que amamos el llegar a sus cimas conocemos. Su valía y su experiencia esta fuera de dudas, la suerte tan necesaria cuando juegas al límite no le ha acompañado esta vez. Aunque sea un tópico, nos consuela el pensar que esta donde quería. Nuestros mejores deseos para su familia y amigos.
José Antonio Masiá

miércoles, 21 de mayo de 2008

India for ever




Me estreno en esto del blog que parece que ahora es lo que pita, no hay que perderse nada, los tiempos van deprisa y la técnica nos abre montones de posibilidades en la comunicación. No deja de ser interesante el poder relatar tus experiencias y opiniones y a la vez, poder aprender de las de los demás.
Acabo de llegar de un viaje a India, ese país especial, caracterizado por proporcionar unas sensaciones únicas y extremas, a veces difíciles de digerir y que no llegan a todo el mundo de la misma manera. Ha sido un viaje corto, pero como siempre intenso.
Es evidente el cambio desde la primera vez que visite el país, pero a pesar de ello, sigo sintiendo la misma fascinación.
Una vez mas me he sumergido en la bulliciosa ciudad de Delhi, con un endemoniado tráfico, que a menudo hace difícil el cruzar sus calles, la ausencia de semáforos y su diferente costumbre en cuanto a la dirección en que los coches circulan, hace que realmente sea una constante aventura. Hay que estar muy atentos.
La parte antigua de la ciudad, está deteriorada, pero sus callejuelas repletas de puestos y de gente, son el mejor ejemplo de diversidad.
Jaipur con su fachada del Palacio de los Vientos y ese fascinante Fuerte Amber, hacen que sea fácil imaginar tiempos pasados. Y que decir del Taj Mahal, el símbolo del amor por excelencia, tantas veces visto en innumerables reportajes, pero que me sigue deslumbrando y emocionando como la primera vez.
Mi viaje esta vez acababa en Benares, una de las ciudades santas de la India, amarga y dura, donde mucha gente llega a morir, pero en la que fascina su espiritualidad. Es imprescindible recorrer sus abarrotadas calles para poder comprender un poco más a este gran país y como no, saborear la vida que se desarrolla en las orillas de su río, el Ganges, el más sagrado,
Pero a diferencia de otras veces, la vuelta ha sido triste, la noticia de las bombas en Jaipur, hace que mi corazón se encoja, pensando que tan solo hace unos días, disfrutaba de la compañía de una amigo, a escasos 20 mts. de donde se ha producido uno de los atentados. Nada hacia presagiar que esas alegres y bulliciosas calles, se convertirían en una pesadilla.
Espero volver pronto, esas acciones no deben disuadirnos de hacerlo.
Concha.

domingo, 18 de mayo de 2008

Etiopía y la reina de Saba

Hace unos días leía en un periódico que “Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Hamburgo, ha anunciado el hallazgo de los restos del palacio de la legendaria reina de Saba, en la localidad etíope de Axum, cerca de la frontera con Eritrea”, parece que los avispados etíopes ya vendían la piel del lobo antes de cazarlo y lo que estaba por descubrir en el 2008 ya lo enseñaban como descubierto hace bastantes años, ¡Yo lo vi!.
A parte de la anécdota, la lectura de la noticia, me hizo recordar el tiempo pasado en Etiopía. ¡Que gran país!, no solo por su tamaño, más de un millón de kilómetros cuadrados, sino por su riqueza cultural y etnográfica y por su diversidad cultural. Dos países en uno, por un lado el sur donde se encuentran lagos, junglas y grandes ríos, el África de nuestros sueños repleto de tribus diferentes que conservan como en ningún otro lugar, ritos, costumbres e indumentarias, que no se han transformado con la llegada de los viajeros o las influencias políticas o religiosas; allí podremos descubrir a los guerreros Mursi y a sus mujeres portando enormes discos de arcilla en sus taladrados labios, o a los bellos y pacíficos Hamer, o a los Karo con sus pieles cubiertas de escarificaciones y con bellas pinturas y tocados de plumas….. ; por otro lado el norte, el de las altas tierras donde nace el Nilo Azul, donde la religión cristiana copta mantiene antiguos y espléndidos monasterios, como los que se encuentran en las islas del lago Tana, llegando a su culmen en la iglesias escavadas en la roca (con ayuda de los ángeles) de Lalibela. Pero para completar en lo posible, la visita de este país de africano que tan poco tiene que ver culturalmente con sus países vecinos, hay que dormir al menos una noche en la musulmana ciudad de Harar. Situada al este del país es conocida como “la ciudad de las hienas”, animales que acuden a sus alrededores al caer la noche, cuando sus habitantes cierran las murallas y se aíslan de su entorno. En ella vivió el poeta Rimbaud.
Magníficas experiencias vividas en un África real, la que no da concesiones, pero que te hace disfrutar de cada minuto y te deja un recuerdo imborrable. Un destino que no puede pasar por alto ningún viajero amante de este continente. No puedo menos que recomendar al futuro lector, el que visite nuestra oferta de viajes por
Etiopía.
Suspiro de envidia, nuestra compañera Silvia viaja hacia allí el proximo jueves…… no puedo remediarlo, la envidia…………

José Antonio Masiá

martes, 13 de mayo de 2008

Montañas en red 2008


Acabo de recibir de los amigos de la Asociación RedMontañas (http://www.redmontanas.org/ ) la convocatoria anual de su jornada “Montañas en red 2008”. Para los que somos amantes de las montañas y tanto disfrutamos de ellas, no podemos dejar de lado nuestra responsabilidad con las mismas, quizá nosotros más que nadie, debemos levantar nuestra voz contra los abusos, la degradación de estos medios tan frágiles, la sobreexplotación y la pasividad de los encargados de velar por nuestro futuro. Ninguna lucha es fácil y enfrente de nosotros tenemos un enemigo grande y difícil, una mezcla de capitalismo agresivo e insensible y de políticos interesado en un desarrollismo voraz, además nuestras voces no siempre son comprendidas y aceptadas por poblaciones locales, que nos ven como “señoritos” de ciudad que queremos disfrutar de la naturaleza, sin pensar en los que allí viven. Nada más lejos de esto, precisamente por que nos han enamorado esos paisajes, sentimos en nuestra carne cada picotazo que dan las escavadoras, comprendemos que el futuro de estos espacios pasa por una mezcla de desarrollo sostenible (tenia que salir esta palabra) y prosperidad entre las poblaciones implicadas. Hay que convencer a muchos de que la construcción de viviendas, estaciones de esquí o campos de golf pude traer una discutible prosperidad momentánea, que revertirá en un empobrecimiento del entorno y en daños irreparables, lo que nuestro refranero dice como “pan para hoy y hambre para mañana”. Hay otras opciones y todos debemos emplazarnos en ofrecer soluciones y aportar ideas. ¡No debemos resignarnos!
Pues ya sabemos, sigamos la convocatoria el 24 y 25 de mayo, subámosnos a una montaña y reivindiquemos un futuro justo para ellas.

lunes, 5 de mayo de 2008

Myanmar y el "Nagris"


Esta vez las malas noticias vienen de un país especialmente querido por nosotros: Myanmar (Birmania). El ciclón Nagris ha devastado el sur del país y especialmente el delta del río Irrawaddy, dejando a su paso varios miles de fallecidos. Rápidamente nos hemos puesto en contacto con nuestros muchos amigos. ¡Ellos están bien!. Nos cuentan que la situación en Yangoon esta normalizandose, hoy hace sol, y que el teléfono e internet se esta recuperando poco a poco. La zona devastada es efectivamente la situada al sur y no ha afectado a las regiones de Bagan, Mandalay y lago Inle. Ellos continúan su trabajo y nuestros viajeros su viaje. Desde aquí les expresamos nuestra solidaridad con las personas fallecidas.